Inicio Traductor Mapa Web Foro Búsqueda

Historia

Atrás

Resumen Histórico

    Sobre sus orígenes primitivos se han encontrado importantes yacimientos arqueológicos que nos retrotraen al período Neolítico. De la etapa antigua se pensaba que en sus cercanías se ubicaba la colonia romana Laccipo, aunque esto ya se sabe que no es así, ya que Laccipo sería Casares. No obstante es de la época bajo medieval de cuando data el primitivo asentamiento urbano en el mismo lugar que el actual. En el espacio denominado La Villa se encontraba el antiguo poblado almohade al cobijo de las murallas de su castillo en torno al cual se comenzó a generar su desarrollo urbanístico.

    Según la crónica de Bérnaldez, la conquista de la villa era fundamental para la corona en su avance hacia Granada, y el sitio de 1407 no proporciona el fruto deseado. Desde ese momento Setenil es considerado casi inexpugnable y puerta fundamental para la conquista del reino nazarí. Desde los tiempos de Juan II de Castilla hasta el reinado de los Reyes Católicos se producirán siete sitios, siendo el último -21 de Septiembre de 1484- el que conduce a la victoria.

    De ahí una de las teorías sobre el nombre actual que sostiene que procede del latín septem nihil, que significa siete veces nada, ya que en otras tantas ocasiones, al mando del infante Fernando, los cristianos quisieron conquistarla sin conseguirlo. El apelativo de las Bodegas alude a la gran riqueza vinícola que tuvo en otro tiempo. El citado Fernando de Antequera, en 1407, y Juan II figuran entre los tomadores frustrados, empresa que, al fin, realizaría por sorpresa Fernando el Católico, no sin someterla a un cerco que duró 15 días y en el que se emplearon las armas más nuevas de entonces. Ello ocurrió el 21 de septiembre de 1484. El rey hizo conducir a sus moradores a Ronda. Francisco Enríquez fue el primer alcalde, con 150 hombres a caballo y algunas compañías de almogávares. Las esforzadas acciones de este suceso darían lugar a invenciones legendarias, como la de un hipotético hijo de la reina Isabel llamado Sebastián, en cuyo recuerdo dícese fue construida una ermita del mismo nombre. De la importancia de lo narrado da idea el hecho de que la conquista del Setenil quedó reflejada en la sillería del coro de la catedral de Toledo.

    Bajo dominio cristiano Setenil es declarada villa de realengo y recibe de los monarcas la Carta de Privilegios en 1501, donde se dispone un elevado número de franquicias y beneficios equiparables a los que en ese momento gozaba Sevilla.

    Tras los primeros momentos de la repoblación y el repartimiento de casas y tierras, Setenil comienza una nueva etapa en la que sus vecinos, un buen número de los cuales pertenecía al estamento hidalgo, viven de los cultivos de la vid, los cereales, el aprovechamiento del monte, la ganadería y la pesca.

    Durante la Edad Moderna Setenil avanza y continúa disfrutando de una privilegiada situación entre los pueblos de la serranía, sólo alterada ocasionalmente por la presencia de tropas que en diversas circunstancias se aprovisionan de la villa, con el consiguiente perjuicio económico para sus habitantes. Los setenileños poseen una importante iglesia, un hospital y un seminario que se mantendrá hasta mediados del siglo XVII. Será en este siglo cuando tras numerosos pleitos, consigan liberarse de la ciudad de Ronda, por una real pragmática firmada en 1630.

    La entrada del siglo XIX está marcada por las luchas guerrilleras de sus vecinos, que unidos a los de otros pueblos de la serranía gaditana resisten ante el invasor francés que ocupa la península. El proceso desamortizador no repercute positivamente en los habitantes de Setenil y los campesinos buscando soluciones que palien sus dificultades económicas se unen a los movimientos sociales que empiezan a difundirse por la sierra gaditana.

    En la actualidad, y una vez superados los procesos de emigración de la segunda mitad de nuestro siglo, Setenil continúa su desarrollo siguiendo sus pautas tradicionales de signo fundamentalmente agrícola, a las que se une el aprovechamiento turístico de un pueblo que por lo excepcional de su entramado urbano, la belleza de sus alrededores y lo singular de sus festividades se constituye en uno de los más atractivos municipios de la Sierra.

Escudo

    De gules, el yugo de plata, puesto en banda, acompañado de una coyunda de oro que con sus enlances llena el campo del escudo. Al timbre, corona real abierta. El yugo y la coyunda es divisa que los Reyes Católicos concedieron a Ronda en 25 de Julio de 1485, y que Setenil también usó por ser aldea dependiente de la misma, incluso después que se independizó de ella en 1630, sin que quepa confusión actual con el escudo de Ronda, porque esta ciudad le incorporó más tarde las columnas de Hércules, aparte de otras diferencias. Armas aprobadas por el Ayuntamiento en sesión extraordinaria del 23 de Mayo de 1969 y acuerdo del Consejo de Ministros, según decreto 1571/1970, del 29 de mayo.

Leyendas

San Sebastián.

    En el tiempo en que los RRCC tomaban Setenil, o, poco después, alrededor del año 1484, se dice que la Reina Isabel, tuvo un aborto de pocos meses. Los RRCC tenían el campamento a las afueras del pueblo, donde hoy día está el cementerio. La leyenda cuenta que en una de las tiendas de campaña ahí montadas, la Reina abortó. Es por eso por lo que se cree que los RRCC decidieron construir una iglesia en nombre de su hijo Sebastián, de ahí el nombre de la ermita. En ningún libro se hace constar nada de un aborto o hijo de la reina que muriera, por eso esto se conoce sólo por las gentes de Setenil, transmitido de sus antepasados.

El Vivillo.

    Es un bandolero que se hizo famoso en Septiembre de 1893 por el robo a los feriantes del pueblo que volvían de la feria de Villamartín. También robó 2000 duros a una persona de Setenil, Don Pedro Guzmán, y dejó siete hombres amarrados, entre ellos a Don Antonio Ortiz Plata, cuñado de Don Pedro. El nombre del Vivillo era Joaquín Camargo, natural de Estepa. El apodo le viene de su agilidad y destreza.

El Peñón de los Enamorados.

    Es el nombre otorgado a un lugar característico con unas vistas de Setenil. La leyenda cuenta que el nombre le viene por ser el lugar de encuentro de una muchacha mora y su cadí. Como en esa época un cadí no podía enamorarse de una del pueblo, ellos debían verse a escondidas a la luz de la luna.

El niño que llora.

    En la Molinilla, nombre que recibe un puente del arroyo de Alcalá, muy cerca de Setenil, se dice que en las noches oscuras y silenciosas se oye un niño llorar. La historia dice que en los años 40, una mujer, soltera y enamorada se quedó embarazada. Ese embarazo sigue hacia delante, y nace el niño, pero la gente la rechazaba y la hacían sentir culpable. La muchacha decidió entonces lanzar a su hijo, recién nacido, desde un pequeño precipicio al río. Así, la voz de ese niño parece oírse con el abrumo del río.

El Tesoro.

    Un hombre de Setenil, sueña que hay un tesoro debajo de la cama  en la casa de José Gámez; obsesionado con ello decide excavar en dicho lugar, sin éxito. Sorprendentemente, años después, en la casa de al lado, justo un poco más allá de la habitación mencionada se encuentra un tesoro con monedas de oro, ya que antiguamente el dinero se escondía allí.

La Riada.

    El 27 de Septiembre de 1949 a las 14 h. hay una riada en el pueblo, se ven las camas, muebles y todo tipo de enseres, bajar por el río, que va furioso. Se cuenta que a un setenileño que vivía en el campo le cogió la riada fuera de casa, así que corrió a salvar su cartera y dinero; esto le costó la vida, el río no quiso que este hombre lo cruzara, iba demasiado enojado.

Personajes Famosos  

Francisco García Perucho. Torero de finales del siglo XVIII, que fue cogido en Granada, donde falleció.

Pata Gorda o Pierna Gorda Pintor setenileño de la época de los bandoleros.

Pasajes Literarios

GERARDO DIEGO: "Setenil de las Cuevas, donde el cielo es de roca, y el silencio de sueño de piqueta".

J. M. CABALLERO BONALD: "En Setenil, uno de los pueblos más asombrosos de la geografía andaluza, algo así como una pesadilla arquitectónica o un literal sobresalto geológico, es frecuente encontrar espacios habitables excavados en la pura roca. Trogloditas o pájaros, alojados bajo inmensas cornisas de granito o en auténticos laberintos urbanos, los habitantes de Setenil parecen seguir ostentando el secreto orgullo de descender de los héroes moriscos del Romancero, cuyos hechos también se sitúan en esta localidad".

PÉREZ CLOTET ”Setenil, ay Setenil - Romántico y primitivo - Lejanas nubes te rondan - Cristales de duro brillo - Te hieren; mil hondas calles - Como carnales hechizos - Avivan tus viejos muros - Tu soterrado granito”

GASPAR GÓMEZ DE LA SERNA: "Un pueblo donde arquitectura y naturaleza componen al alimón, la estructura urbana más insólita y pintoresca del mundo”                       

HERMANOS DE LAS CUEVAS: “Las casas tienen dos techos, el suyo, el de teja, y el de la roca encorvada que parece sacar el pecho para albergar la casa y la calle”


Inicio ] Atrás ]

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

Información Legal. Copyright © 1999-2011 Turismo de Setenil S.L.L.